Si estás buscando aprender sobre los fundamentos de la escritura musical, en este post te dejamos los aspectos básicos que debes conocer en este maravilloso arte.

Elementos básicos de la escritura musical:

Son todos aquellos signos o símbolos que utilizo para plasmar una serie de sonidos sobre el papel, para que sean leídos cantados o ejecutados por un intérprete. Lo conforman el pentagrama y las figuras musicales.

El pentagrama

El pentagrama ha evolucionado a lo largo de la historia, como lo conocemos hoy, básicamente, es una pauta de cinco líneas y cuatro espacios donde se escribe la música. Las líneas se leen de abajo hacia arriba.

Las figuras musicales

Son signos que indican la duración del sonido. Las más usadas son las siguientes:

  • La cuadrada: dura ocho tiempos, al igual que su silencio.
  • La redonda: dura cuatro tiempos.
  • La blanca: dura dos tiempos.
  • La negra: dura un tiempo.
  • La corchea: dura medio tiempo.
  • La semicorchea: dura un cuarto de tiempo.
  • La fusa: dura un octavo de tiempo.
  • La semifusa: dura un dieciseisavo de tiempo.

El siguiente cuadro representa las figuras con su respectivo silencio (el cual tiene la misma duración que la figura):

Partes de una figura

Una figura está compuesta por tres partes: bola o cuerpo, plica y corchete.

En el caso de la redonda por ejemplo, solo estaría compuesta por la bola o cuerpo.

Adicional, los corchetes de las figuras se pueden reemplazar por barras cuando se encuentran en parejas o grupos.

También es importante conocer los fundamentos de la música:

Fundamentos de la música

El sonido

El sonido es un fenómeno físico, una forma de energía que se origina en las vibraciones longitudinales que producen las moléculas del medio externo de los objetos y seres vivos. El ser humano es capaz de percibir solo algunos sonidos, las frecuencias que una persona común y corriente puede escuchar se encuentran entre los 20 y los 20000 Hz (Hertz, Unidad de frecuencia del Sistema Internacional, representado por el símbolo Hz).

Las vibraciones sonoras se transmiten por el aire en forma de cambios de presión, los cuales dan lugar a series de ondas periódicas o repetitivas en función del tiempo.

Tonos y frecuencias

Los tonos son conocidos como sonidos “puros” y la frecuencia es el número de oscilaciones por segundo. Para afinar un instrumento musical por ejemplo, usamos el diapasón o el afinador en determinada frecuencia expresada en hertz. La frecuencia determina la altura del sonido y la amplitud de la onda. Para el caso del violín por ejemplo –que se afina normalmente en 440 Hz-, significa que la cuerda vibrará 440 veces por segundo. Esto es importante ya que entre grupos de instrumentos permite que todas las cuerdas estén vibrando con la misma intensidad y altura.

Los tonos en la música son nombrados como notas, por ejemplo do (C) es un tono entero, exacto, al igual que las demás notas de la escala: do, re, mi, fa, sol, la, si.

Timbre

En los instrumentos musicales no se producen vibraciones aisladas o sea notas puras, siempre se producen otras vibraciones llamadas armónicos que acompañan al tono fundamental. A la vibración fundamental se le denomina primer armónico, los cuales varían en diferentes amplitudes. La complejidad y riqueza de los armónicos es lo que da la diferencia al tocar la misma nota en varios tonos (en cualquier instrumento de varias cuerdas se repiten las notas pero éstas tienen diferentes alturas. Así podremos encontrar un do agudo y un do grave). La diferencia entre la misma nota tocada por varios instrumentos es lo que denominamos como timbre.

Intervalo

El intervalo, en palabras simples, es la distancia entre dos sonidos. En la física es la relación de frecuencias entre dos sonidos.