Saltar al contenido
EVM

Oído absoluto y oído relativo

oido absoluto y oido relativo

Oído Absoluto✅, muchos lo conocen también como ✅oído perfecto, hace relación a la aptitud de reconocer la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin el apoyo de un estímulo auditivo referencial, así pues, se podría precisar de una manera informal como la aptitud de leer los sonidos.

Un ejemplo de oído absoluto lo podemos ver en ilustres genios de la música como, por ejemplo, Mozart, Bach y Tchaikovski o a través de contemporáneos como Stevie Wonder.

¿Qué ventajas tienen las personas con Oído Absoluto?

Se puede decir que el Oído Absoluto es una destreza que cambia el funcionamiento cerebral de aquellos que la tienen, ya que, estas personas han demostrado diferentes habilidades:

  • Reconocer las notas musicales de forma separada o combinada junto a otras notas.
  • Representar de forma perfecta una melodía escuchada por vez primera sin la obligación de una partitura.
  • Mencionar la tonalidad de una obra musical.
  • Cantar o entonar una nota especifica sin una ayuda externa.
  • Mencionar las notas de sonidos ambientales, como por ejemplo un timbre o el sonido de una sirena.

¿Cuál es el porcentaje estimado de personas con Oído Absoluto?

La densidad de personas con Oído Absoluto es extraña, se calcula que la densidad valorada es de 1 persona por cada 10.000, además de ser comúnmente más examinado en músicos con preparación formal.

Puede que nos parezca mucho más usual tener Oído Absoluto de lo que las estadísticas dicen, pero hay veces se confunden  con el Oído Relativo, pues hay personas que son aptos para interpretar una canción con sólo haberla oído una vez, pero para interpretar esa melodía si necesitan el primer tono de ayuda de ese mismo instrumento.

¿A qué circunstancias se debe el Oído Absoluto? ¿Se nace con ello o, por el contrario, podemos adquirir el oído absoluto?

Este tema tiene mucha controversia, puesto ya que no se ha podido probar el origen. Varias investigaciones piensan que esta aptitud se trata de un talento innato basado en la genética, mientras que otros dicen que la obtención del Oído Absoluto necesita un entrenamiento a temprana edad, integrado al progreso del lenguaje, mas no una predisposición genética.

De acuerdo con esto, se puede proponer una construcción de ambos aspectos, es decir, una convergencia de factores genéticos del progreso del cerebro humano junto a factores ambientales y la exposición temprana.

Últimamente la neurociencia cognitiva sigue explorando las funciones cerebrales vinculadas con la apreciación y producción musical tratando de encontrar nuevos sustratos neuronales y relaciones genéticas. Así mismo, gracias al respaldo de las tecnologías de neuro imagen, estas investigaciones están creciendo, sin embargo, todavía está como una cuestión abierta.